Visor de contenido web

Cantabria, Aragón y Castilla La Mancha acercan posturas para acordar una posición común de cara a la nueva PAC

Frenar el despoblamiento y mejorar la renta del medio rural, con una explotación agraria familiar y ayudas centradas en el sector profesional, son las prioridades de las tres comunidades para el periodo 2020-2027

Santander - 11.05.2018

Los consejeros con responsabilidad en política agraria de Cantabria, Aragón y Castilla-La-Mancha han celebrado en la sede del Gobierno de Cantabria una reunión de trabajo para acercar posturas de cara a la negociación de la nueva Política Agraria Común (PAC) Europea para el periodo 2020-2027, cuyos criterios están empezando a fijar las instituciones europeas, y que está condicionada por la salida del Reino Unido de la UE.

Estas tres comunidades autónomas entienden que la PAC debe ser un instrumento real de lucha contra la despoblación y, para ello es necesario defender un modelo de explotación agraria familia, que es el propio de la agricultura europea, con ayudas a los profesionales activos.

Los Gobiernos de Aragón y Castilla-La-Mancha ya cuentan con un protocolo de colaboración, al que Cantabria está estudiando unirse para llevar un criterio único a la Conferencia Sectorial nacional, encargada de fijar la postura española en la negociación de la PAC.

El Ejecutivo cántabro ha elaborado también su propio documento de posición, que será objeto de una Mesa Regional Agraria el próximo jueves, 17 de mayo. Un documento, ha comentado el consejero Jesús Oria, que tiene muchos puntos en común con los documentos del protocolo de colaboración de Aragón y Castilla-La Mancha y también con el documento elaborado por Asturias.

En rueda de prensa, previa al encuentro que han mantenido los tres consejeros, éstos han defendido la necesidad de que exista un consenso entre las comunidades autónomas para que el Ministerio defienda en Europa los intereses reales del sector.

Los tres consejeros han coincido en mostrar su rechazo total a la reducción que se propone en el presupuesto comunitario destinado a este sector, que han cifrado superior al 10%. Y han pedido a la Comisión Europea y a la ministra española que aclaren las cifras que finalmente se destinarán a la política Agraria Común.

Las prioridades de la nueva PAC

En palabras de Jesús Oria, "estamos en sintonía y podemos suscribir prácticamente en su totalidad" el protocolo de colaboración firmado por los departamentos de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Aragón y la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha.

Aunque, ha añadido que la especificidad de Cantabria, "de clara vocación ganadera y estructura minifundista", identifica también a la región con el diagnóstico de los problemas y gran parte de las soluciones reflejadas por el documento de posición del Principado de Asturias y obliga a poner "especial énfasis en la necesidad de priorizar el modelo de explotación agraria familiar, que es el propio de la agricultura europea, y en la preferencia que la nueva PAC debe otorgar al sector agrario profesional, lo que facilitaría el relevo generacional.

Oria ha defendido el interés por dar un tratamiento especial a las zonas con limitaciones naturales y muy especialmente a las zonas de montaña, dado su enorme valor medioambiental y la importancia de los pastos comunales, que representan el 50% de la superficie total declarada por Cantabria y que contienen, a su vez, un 50% de pasto medioambientalmente sensible, ubicado en la Red Natura 2000.

Otro de los puntos fundamentales que en opinión de las tres comunidades autónomas debe tener la nueva PAC es la implantación de límites máximos a las ayudas por explotación para lograr una mayor progresividad y una PAC que luche contra la desigualdad. Jesús Oria cree que no se puede mantener el actual nivel de desigualdad entre beneficiarios, con el 80% de los fondos que terminan en el 20% de las explotaciones.

Por su parte, el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha asegurado que en la próxima negociación existe una oportunidad para crear una PAC "más justa y eficaz" que sea instrumento para luchar contra el "verdadero cáncer del mundo rural", que es la despoblación.

Mientras, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez, ha explicado que la PAC tiene una importancia directa e indirecta en toda la sociedad ya que permite que Europa sea el mayor espacio de seguridad alimentaria del mundo.

Francisco Martínez ha apuntado que no se pueden quitar recursos al medio rural y que hay que reivindicar que, al menos, sea igual al del periodo actual 2014-2020.

Parques naturales

En la reunión de trabajo que han celebrado los tres consejeros, se han intercambiado, además, puntos de vista y experiencias sobre la gestión de los espacios naturales protegidos en las tres Comunidades.

Aragón y Cantabria tienen sus Parques Nacionales transferidos: Ordesa y Monte Perdido a Aragón y Picos de Europa a las tres comunidades que aportan territorio a este espacio (Asturias, Castilla y León y Cantabria), dándose la circunstancia de que este año se celebrará el centenario de estos Parques Nacionales.

Castilla La Mancha viene demandando la transferencia de los dos parques nacionales que están en su territorio, Cabañeros y Tablas de Daimiel, que son los únicos que no han sido transferidos por el Estado.

6101898